Revista 2021    Revista 2020    2019    2018    2017    2016    2015    2014    2013    2012    2011    Archivo
Vol 23, Nº 3 Vol 23, Nº 2 Vol 23, Nº 1
Vol 22, Nº 1 Vol 22, Nº 2 Vol 22, Nº 3 Vol 22, Nº 4 Vol 22, Nº 5 Vol 22, Nº 6
Vol 21, Nº 1 Vol 21, Nº 2 Vol 21, Nº 3 Vol 21, Nº 4 Vol 21, Nº 5 Vol 21, Nº 6
Vol 20, Nº 1 Vol 20, Nº 2 Vol 20, Nº 3 Vol 20, Nº 4 Vol 20, Nº 5 Vol 20, Nº 6
Vol 19, Nº 1 Vol 19, Nº 2 Vol 19, Nº 3 Vol 19, Nº 4 Vol 19, Nº 5 Vol 19, Nº 6
Vol 18, Nº 6 Vol 18, Nº 5 Vol 18, Nº 4 Vol 18, Nº 3 Vol 18, Nº 2 Vol 18, Nº 1
Vol 17, Nº 6 Vol 17, Nº 5 Vol 17, Nº 4 Vol 17, Nº 3 Vol 17, Nº 2 Vol 17, Nº 1
Vol 16, Nº 6 Vol 16, Nº 5 Vol 16, Nº 4 Vol 16, Nº 3 Vol 16, Nº 2 Vol 16, Nº 1
Vol 15, Nº 6 Vol 15, Nº 5 Vol 15, Nº 4 Vol 15, Nº 3 Vol 15, Nº 2 Vol 15, Nº 1
Vol 14, Nº 6 Vol 14, Nº 5 Vol 14, Nº 4 Vol 14, Nº 3 Vol 14, Nº 2 Vol 14, Nº 1
Vol 13, Nº 6 Vol 13, Nº 5 Vol 13, Nº 4 Vol 13, Nº 3 Vol 13, Nº 2 Vol 13, Nº 1
Archivo anterior a 2011
Jornada-Reflexion
Recursos para Socios

medinteract



congreso atencion farmaceutica cadiz 2019
Esa revolucin para la que no tenemos estrategia
Autor: :-: Publicado: 22-05-2018

../archivos/3940/Borja.jpgLos llamados SUV son los coches más vendidos en España en la actualidad. A mí me horrorizan. Pero son un éxito y hay que reconocerlo. ¿Nos hacían falta? ¿Hemos pedido que la industria fabrique coches así? ¿Los hemos comprado o nos los han vendido? Me da igual. Todo el mundo quiere uno.

 Cuando un sector quiere ofrecer un nuevo producto o servicio, es o porque se lo piden directamente o porque ha creado las condiciones necesarias, ha hecho un serio trabajo previo y al final la sociedad se lo exige. Sinceramente, no recuerdo que los pacientes o la sociedad hayan pedido nada a la profesión farmacéutica desde el año 1989, que es hasta donde alcanza mi memoria. A día de hoy, lo que mayoritariamente demanda un paciente a su farmacia de cabecera es que disponga del medicamento que le ha sido prescrito y que se lo dispense lo más rápido posible. Es más, a la hora de elegir una farmacia, la proximidad sigue siendo el factor decisivo para la gran mayoría de la población. Una persona puede desplazarse kilómetros para ir de Bilbao a Oviedo a visitar a un oftalmólogo que elige o le han recomendado, o se desplaza desde Pamplona a Hendaya para ir a un dentista que cree especial, pero a la hora de elegir una farmacia busca la que le queda más cerca de casa o del trabajo. Cierto es que existen excepciones que nos honran y nos alegran el día, pero hablamos de normas generales. Es decir, que a nuestros pacientes no les hacen falta nuevos servicios o no hemos sido capaces de vendérselos y hacerles sentir la necesidad. No nos los piden, así de sencillo

 Bien, pero vamos a hablar de dinero, que eso lo entendemos todos. Decía mi primer asesor fiscal, ya fallecido: “Borja, la parte más importante de un trabajo es cuando lo cobras”. Y no le faltaba razón. Y la administración ya ha dejado muy clara cuál es su actitud. Los nuevos servicios o no se van a pagar, o se consideran pagados en el margen comercial, o se pagan a precio de risa. Es decir, por debajo de su precio de costo. En mi caso personal, puedo decir muy orgulloso que el Departamento Vasco de Salud me paga todos los meses por dos servicios: las pruebas de VIH y el servicio de dispensación de metadona. Con los dos servicios pierdo dinero, pero quiero seguir haciéndolo, aún a sabiendas de que, por ejemplo, cuantos más sean los pacientes a los que dispenso metadona, más dinero voy a perder.

 Así que podemos seguir “vistiendo la mona”. Ya mareamos el término farmacia clínica, lo hicimos con la atención farmacéutica y ahora con los servicios profesionales. Vuelta a la carga otra vez con la misma historia. Seguimos 30 años después hablando de comunicación con el médico, volvemos otra vez a la administración a intentar vender algo que no nos quieren comprar, seguimos con los proyectos piloto…. Es decir, seguimos jugando con los billetes del MONOPOLY.

 Tenemos la mejor red farmacéutica del mundo. Con un sistema de distribución modélico. Y hay que sentirse muy orgullosos de ello. Pero diré que en la virtud llevamos el pecado. Estamos en una situación acomodada, en general. Porque no me puedo olvidar de nuestros compañeros y compañeras que ejercen en el medio rural. Así que si en general estamos bien, lo que no queremos es cambiar. Porque cuando hablamos del cambio en el modelo de retribución, lo decimos con la boca pequeña. Porque hablamos de integrarnos en el sistema sanitario, pero no queremos ser funcionarios. Sabemos que la forma de acceder a la titularidad de una farmacia es nuestro cáncer, pero no lo modificamos. Queremos lo bueno de un lado y lo bueno de otro, y eso ya nos ha quedado claro que no puede ser y que además no nos lo van a permitir.

 Esta bendita y amada profesión necesita una revolución. Parecía que iba a comenzar  en El Kursaal en San Sebastián en el año 1999, en el I Congreso Nacional de Atención Farmacéutica. Pero no, ahí seguimos, aguantando estoicamente cada uno en su torreón, implorando a la virgen, organizando cursos de redes sociales, aromaterapia u homeopatía, y eso sí, cacareando sobre servicios profesionales. Haciendo como que todo cambia, para no cambiar nada. Ahí es donde estamos calentitos.  La revolución no llega y nos falta además la estrategia. Estamos un poco perdidos.

 

 


<= Volver


socio colaborador



canal youtube pharmaceutical care españa canal youtube pharmaceutical care españa

Taller práctico de Dispensación y Seguimiento Farmacoterapéutico a personas con diabetes tipo II
Abordaje práctico de pacientes con diabetes tipo 2 en Farmacia Comunitaria