Revista 2019    2018    2017    2016    2015    2014    2013    2012    2011    Archivo
Vol 21, Nº 1 Vol 21, Nº 2 Vol 21, Nº 3 Vol 21, Nº 4
Vol 20, Nº 1 Vol 20, Nº 2 Vol 20, Nº 3 Vol 20, Nº 4 Vol 20, Nº 5 Vol 20, Nº 6
Vol 19, Nº 1 Vol 19, Nº 2 Vol 19, Nº 3 Vol 19, Nº 4 Vol 19, Nº 5 Vol 19, Nº 6
Vol 18, Nº 6 Vol 18, Nº 5 Vol 18, Nº 4 Vol 18, Nº 3 Vol 18, Nº 2 Vol 18, Nº 1
Vol 17, Nº 6 Vol 17, Nº 5 Vol 17, Nº 4 Vol 17, Nº 3 Vol 17, Nº 2 Vol 17, Nº 1
Vol 16, Nº 6 Vol 16, Nº 5 Vol 16, Nº 4 Vol 16, Nº 3 Vol 16, Nº 2 Vol 16, Nº 1
Vol 15, Nº 6 Vol 15, Nº 5 Vol 15, Nº 4 Vol 15, Nº 3 Vol 15, Nº 2 Vol 15, Nº 1
Vol 14, Nº 6 Vol 14, Nº 5 Vol 14, Nº 4 Vol 14, Nº 3 Vol 14, Nº 2 Vol 14, Nº 1
Vol 13, Nº 6 Vol 13, Nº 5 Vol 13, Nº 4 Vol 13, Nº 3 Vol 13, Nº 2 Vol 13, Nº 1
Archivo anterior a 2011
Recursos para Socios

medinteract



congreso atencion farmaceutica cadiz 2019
Modelos y programas de implantación para los nuevos servicios asistenciales. ¡Los grandes olvidados!
Uno de los mayores retos con los que actualmente se enfrentan los sistemas sanitarios es la falta de integración de nuevos servicios asistenciales basados en la evidencia por la complejidad de su implantación. No se trata de algo nuevo ni sorprendente, ni siquiera de algo relacionado únicamente con el mundo farmacéutico.
Autor: Miguel Angel Gastelurrutia :-: Publicado: 24-10-2018

../archivos/4140/Miguel Angel.jpg

 

Uno de los mayores retos con los que actualmente se enfrentan los sistemas sanitarios es la falta de integración de nuevos servicios asistenciales basados en la evidencia por la complejidad de su implantación. No se trata de algo nuevo ni sorprendente, ni siquiera de algo relacionado únicamente con el mundo farmacéutico.

Cuando se identifica y desarrolla una innovación, como puede ser un nuevo servicio profesional farmacéutico asistencial (SPFA) se pretende su difusión e implantación a gran escala para que sus beneficios, demostrados en entornos de investigación muy controlados, puedan trasladarse a su población diana.

Hasta muy recientemente creíamos que la simple difusión del servicio tras una buena formación y una buena descripción del procedimiento era suficiente. Sin embargo, debido al escaso éxito cosechado en la implantación y generalización de los servicios, es posible afirmar que estos modelos de “difusión pasiva” no funcionan por sí mismos, sino que necesitan “algo más”.

Hoy sabemos que no basta con el deseo de realizar un servicio, ni con conocer su procedimiento, ni siquiera con haber conseguido un sistema de remuneración del mismo (algo imprescindible, pero no suficiente). La implantación es un proceso complejo y multifactorial, moderado por numerosos factores. Precisamente ese “algo más” es sinónimo de Modelo de implantación.

En la última década, se ha venido desarrollando un cuerpo de doctrina conceptual y práctica que se denomina “Ciencia de la Implantación” y que trata de buscar una solución a la falta de continuidad entre los hallazgos que arroja la ciencia y su integración en la práctica diaria. Se está aplicando para la implantación de innovaciones en cualquier ámbito de la vida: sociología, educación, agricultura, industria, y, por supuesto, salud.  

Por tanto, la implantación generalizada de los nuevos SPFA debería basarse en modelos que se desarrollen al amparo de esta nueva Ciencia en la que hay diferentes abordajes:

Por un lado, existen modelos que describen el proceso temporal de la implantación, es decir, las etapas a atravesar para implantar una intervención sanitaria (SPFA). Primero se realiza una Exploración del sistema y del entorno, en el que se evalúan los riesgos y beneficios de la implantación del servicio. Si después se decide adoptar el servicio, se continua con el proceso de Preparación, para adaptar e incorporar las modificaciones necesarias para la puesta en marcha del servicio. Una vez preparada la farmacia y su personal, comienza la Prueba del servicio con un número muy reducido de pacientes, para evaluar las modificaciones introducidas en la etapa de preparación e incorporar aquellas mejoras necesarias para llegar a la etapa de Implantación, alcanzada una vez que el servicio se presta al número de pacientes fijado como objetivo.  

Otros autores se centran en los Factores de implantación, que son elementos que moderan la implantación del servicio (barreras y facilitadores), factores relacionados con el servicio a implantar, personal de la farmacia, la farmacia en sí, o su entorno. Su estudio y su influencia en cada caso, permiten establecer estrategias concretas que después se deben evaluar para ir viendo a lo largo del proceso de implantación los diferentes resultados obtenidos.

También se puede analizar la implantación desde el análisis de los distintos elementos que integran el ecosistema en el que se vaya a producir la misma, en nuestro caso la farmacia comunitaria. En este sentido, cobran gran importancia factores externos ajenos a la farmacia (el sistema) como la legislación o la organización sanitaria, por citar algunos, sobre los que la farmacia tiene escasa capacidad de influir. Sin embargo, hay otros elementos sobre los que se puede influir a la hora de plantearse un proceso de implantación de un servicio clínico como el entorno cercano, la farmacia, el equipo humano y el propio servicio.

Contamos con un modelo multicomponente e integrador denominado FISpH (Framework for the implementation of services in Pharmacy) que se ha mostrado muy útil para la implantación de servicios en el ámbito de la farmacia comunitaria, probado en proyectos como conSIGUE y AdherenciaMED, con muy buenos resultados.

La utilización de este modelo permite analizar (a) los resultados en salud del servicio, (b) el progreso de la implantación y (c) los resultados de implantación (indicadores como el alcance, la integración, la fidelidad, o los índices de retención o de aceptabilidad).


<= Volver


socio colaborador



canal youtube pharmaceutical care españa canal youtube pharmaceutical care españa

acceso campus virtual PHcare